Labneh

Otra delicia láctea, traída del Oriente Medio y que forma parte del pueblo judío. Este queso, sorprende tanto por su sabor, como por su sencillez, a la hora de prepararlo. Veamos.

Entradas
+2 horas
12 Porciones
Kosher

Ingredientes

½ kilogramo de Yogur griego

1 Colador grande

1 Gasa fina

Comino molido

Hojas de cilantro fresco

Hojas de albahaca fresca

Pimienta negra en bolitas

1 cucharilla de Pimentón dulce

1 cucharilla de Rasa de tomillo seco

3 pizcas de Ras el hanout

Aceite de oliva virgen

1 Bol que sea hondo

1 cucharilla de Rasa de sal

Preparación

Paso 1 : Primero debe batir el yogur con la sal.

Paso 2 : Ponga la gasa sobre el colador y este sobre el bol hondo, de manera que el colador no toque el fondo.

Paso 3 : Pase el yogur a la gasa. Tape, y lleve al refrigerador. Déjalo que vaya soltando el agua.

Paso 4 : A las seis horas, más o menos, ya valdrá para extender como un queso cremoso, pero cuanto más tiempo se deje, más consistencia tendrá.

Paso 5 : Si lo deja dos días, podrá hacer las bolas para macerarlas en el aceite. Para ello, debe guardarlas en un frasco de vidrios con tapa, en el que habrá puesto las especias al gusto y cubrir con el aceite. Tape las bolitas para que el queso no se ponga seco.

Paso 6 : Deja reposar unos días para que agarre el sabor del macerado.

Paso 7 : Para conservarlo, guárde en la nevera, el frasco bien tapado, y siempre cubrir el aceite para que no se resequen.

Paso 8 : Disfrútelo con pita. ¡Buen provecho para todos!