Falafel

Plato con sello árabe, cuyo origen se remonta en la India, son croquetas fritas elaboradas con garbanzos triturados. Son riquísimas, y se acompañan con crema tzatziki. Un perfecto y nutritivo entrante.

Entradas
30 minutos
6 Porciones
Kosher

Ingredientes

300 gramos de Garbanzos

100 gramos de Harina de garbanzo

5 gramos de Levadura

10 gramos de Comino molido

100 gramos de Cebolla

1 Diente de ajo

Cilantro fresco

Perejil fresco

Pimienta negra molida

Aceite de girasol

1 pizca de Sal

Preparación

Paso 1 : Se empieza poniendo los garbanzos en remojo durante 24. Transcurrido este tiempo, se escurre y se pone a secar bien para que no queden restos de agua.

Paso 2 : Se agregan los garbanzos hidratados en un vaso de cocina o una batidora, junto con el diente de ajo, la cebolla picadas, las hojas de cilantro, de perejil y el comino molido. Luego debes triturar.

Paso 3 : A continuación, se añade la harina de garbanzos (reserva un par de cucharadas para cubrir la base de la fuente), la levadura y sazona con sal y pimienta al gusto. Se tritura de nuevo, hasta obtener una mezcla homogénea. Deja reposar la masa, en la nevera, durante 30 minutos.

Paso 4 : Con la mano, debes formar pequeñas bolitas del tamaño de una nuez y colóquelas en la fuente con la harina de garbanzos, al tiempo que debe rebozarlas de forma ligera.

Paso 5 : Monte en la cocina una sartén con abundante aceite y se pone a freír las bolitas, a fuego medio-alto, se doren por igual por ambos lados. Retire a un plato con papel absorbente y deje escurrir un par de minutos antes de servir.

Paso 6 : Se sirve con una salsa de tzatziki, y una ensalada de hojas verdes. ¡Buen provecho para todos!