Burekas

Los burekas son un aperitivo fácil de preparar, con hojaldre comprado en la tienda. Este plato es (bastante) fácil, totalmente único y delicioso. Es de origen turko, y se arraigó en la comida judía.

Preparación: 1 hora

Porciones: 2

Ingredientes

2 hojas de hojaldre
250 gr. de cordero molido
2 tazas de puré de calabaza cocido
1 cebolla pequeña
½ cucharadita de comino molido
½ cucharadita de cilantro molido
¼ de cucharadita de canela
Pimienta roja
¼ de cucharadita de sal
1 huevo batido para el glaseado
Semillas de sésamo, semillas de nigella o semillas de amapola
1 cucharada de aceite de oliva

Preparación

  1. Ponga a calentar el aceite de oliva en una sartén a fuego medio. Saltear la cebolla hasta que esté translúcida. Añada las especias a la sartén y cocine hasta que se tueste, alrededor de 1 minuto.
  2. Añada el cordero molido y cocine hasta que ya no esté rosado, rompiéndolo en pequeños trozos, con una cuchara de madera mientras cocina. Retire del fuego y deje que se enfríe ligeramente.
  3. Combine la calabaza y la mezcla de cordero en un tazón mediano.
  4. Precaliente el horno a 375 F.
  5. Extienda cada hoja de hojaldre. Cortar cada hoja en 9 cuadrados iguales. Usando un rodillo; extienda ligeramente cada cuadrado.
  6. Ponga una cucharada de relleno en la esquina de cada cuadrado. Dobla la pasta de hojaldre sobre el relleno, formando un triángulo.
  7. Usando las púas de un tenedor, engarce los bordes. Repita con la segunda hoja de hojaldre.
  8. Cepille cada bureka con huevo batido. Cubrir con semillas de sésamo, nigella o amapola si se desea.
  9. Hornee durante 18-22 minutos, hasta que se doren por encima.
  10. Sirva caliente y… ¡Buen provecho para todos!

Ayúdanos compartiendo esta receta o dejando tu comentario.

Algunas noticias relacionadas con Burekas