¿Cuál es la historia que rodea este platillo?

De la misma forma en la que podemos considerar que es uno de los platillos más usados por los judíos, podemos decir que entra en los tipos de panes más antiguos del mundo. Existiendo incluso, miles de años antes de Cristo.

Para entender esto debemos viajar al antiguo Egipto, el mismo lugar al que se le atribuye la creación de la cerveza y el pan.

Se dice y existen registros sobre que el pan pita era una importante base alimenticia de toda la civilización y clase social posible.

Este pan aplastado era elaborado con un trigo local al cual en ocasiones especiales se le agregaba algo de cebada, es desde este punto que se empieza a extender por todo el mundo, terminando como uno de los acompañantes preferidos de muchas culturas a lo largo del mundo, gracias a su simpleza, pero buena consistencia hace que sea algo ideal para acompañar carnes, ensaladas y muchos alimentos más.

Características y usos del platillo

Este alimento puede ser considerado un tipo o variante más de pan, pero muchas culturas no piensan lo mismo; distribuyendo este reconocido pan, por sus ingredientes básicos, como lo son el agua, algo de sal, levadura, aceite y harina de trigo, con la diferencia de que su forma es aplastada, dando una forma parecida a una típica corteza de pizza, esta forma da el toque que lo diferencia de muchos otros tipos de pan.

Al tener ingredientes muy clásicos, no existen variantes del pan árabe; por lo que sirve muy bien como acompañante de salsas, guisados, embutidos y muchos alimentos más.

 Algo curioso es que no sólo se utiliza para acompaña de cenas, sino que en las bodas de Bulgaria existe una tradición que involucra al pan pita, la cual consiste en entregar este tipo de pan junto con sal y miel a los novios, lo que se hace para traer dulzura e igualdad a la vida de casados.