El amba es un platillo preparado tradicionalmente con mangos cortados y posteriormente se colocan en un bol de vidrio al sol para que se fermenten durante algunos días. Luego, se retira el mango y se deja secar al sol para luego ser cocidos con azúcar y otras especias.

El nombre de este platillo se cree que se tomó de la palabra árabe de marathi ?mb?, derivada de la palabra ?mra. Lo que significa “mango”.  Además, según los registros este platillo fue creado en el siglo XIX por algunos miembros de la familia de judíos iraquíes de Bagdad.

Posteriormente, los inmigrantes judíos iraquíes introdujeron esta receta a Israel en la década de 1950. De manera que pudieran tener un acompañante para su comida del sábado por la mañana del Sabbat.

Es importante mencionar que el amba es ahora uno de las salsas más consumidas en Israel y es inseparable del popular sabich. Pero, también se utiliza en el falafel, kebab y el shawarma. Además, es muy versátil y una de las salsas picantes más deliciosas en el mundo.

También es combinado con yogur y también jugo de limón lo que lo convierte en una salsa predilecta para combinar con vegetales o chips de pita tradicional.